domingo, 15 de marzo de 2009

Primer mes

No hace un mes que empezamos el curso, sino dos. Pero el otro día, llena de prematuro optimismo, os prometí poneros al día de mis noticias desfasadas. Se me ha acumulado la faena, así que voy a aplicar la máxima de dividir para vencer: esta semana os cuento cómo nos fue durante el primer mes (que coincide con el primer acto del curso) y la semana que viene, si no se nos desploma la conexión a internet (toco madera), ya os actualizo con anécdotas más recientes.

Como ya sabréis, nuestro curriculum académico es muy poco convencional. Su enfoque es esencialmente práctico, con muy pocas sesiones teóricas. No impartimos lecciones magistrales, sino que compartimos experiencias y debatimos ideas. Nada de diapositivas en PowerPoint: aquí utilizamos nuestra imaginación y arte teatral para visualizar conceptos. Nuestro objetivo es aprender mucho, de una forma dinámica y divertida. Tanto participantes (alumnos) como catalistas (formadores) nos sentimos unidos por un vínculo extraordinariamente fuerte y solidario: estamos juntos en el mismo barco y juntos vamos a emprender una larga travesía, llena de aventuras, sorpresas, retos y una gran dosis de buen humor.

El curso se titula "Journey in Five Acts" (viaje en cinco actos), reflejando su carácter dinámico y dramático. El primer acto, que duró cuatro semanas, fue una etapa preparatoria. Su principal objetivo consistía en conocernos, descubrir nuestros matices culturales y personales, expresar nuestros sueños, formar un espíritu de equipo y fomentar una serie de valores comunitarios (respeto, integridad, solidaridad).

Parte de este acto preliminar fue la presentación de tres espectáculos culturales, fruto del esfuerzo colectivo de participantes y catalistas. Ya os hablé en su día de la apoteósica actuación del grupo asiático, que nos dejó a todos a cuadros y con un listón prácticamente insuperable. Los siguientes en lucirse fueron los africanos, ya que los europeos (con nuestros aliados americanos) nos habíamos dado de baja por cagaleras. Por fin nos tocó poner la guinda y, aunque no logramos igualar al talento asiático, no nos fue tan mal como temíamos. Incluso logré cantar "amor de hombre" sin que se notara demasiado mi desentono (el hecho de que nadie aquí haya escuchado nunca a Mocedades ayudó bastante, la verdad).

Mi mamá me pidió una foto para ver mi improvisado traje de faralaes, así que aquí va. El chico con quien se me ve declarando mi apasionado amor es Marco, nuestro amigo colombiano.



Una de las mayores dificultades durante el primer mes fue la adaptación física al medio. Las visitas al hospital, especialmente durante las dos primeras semanas, se convirtieron en una práctica casi rutinaria. Tuvimos una infección viral, varias diarreas, una úlcera, una lesión ocular y una insólita emergencia, cuando Víctor, uno de nuestros participantes liberianos, nos alarmó de buena mañana al no poder extraer un bastoncillo de su oído izquierdo.

Afortunadamente, las bajas por enfermedad fueron mengüando y ya no son nuestro pan de cada día. Dentro de los malos recuerdos, tuvimos una baja definitiva. Uno de nuestros participantes alemanes, Stefan, decidió regresar a Europa apenas comenzado el curso. Falta de motivación, flaqueza de ánimo o miedo escénico: todavía no tenemos claro cuál fue la causa predominante.

Son muchas las anécdotas y conversaciones que quisiera rescatar para este blog, pero como el tiempo es un recurso limitado y no renovable, me va a tocar ser extremadamente selectiva. Os hablaré de mi especial día de San Valentin, así como de la que bautizaré como "semana de las mascotas" (haced clic sobre los enlaces para acceder a mis retrospectivos posts).

Besos y hasta la semana que viene, si Dios quiere.

5 comentarios:

Al. dijo...

In-tennn-neeeeeeeeeee!!!!!!!
Si te enviamos un modem de los de antes pondrás más posts??

Isabel dijo...

Pos si, pos si... pero conste que yo tambien os echo de menos, eh?

Sawadee from Vincent Thailand!!! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Blind love,soul,life is worse than being blind dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
wichanisabel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.