lunes, 15 de septiembre de 2008

Happy Onam y San Ganesh...

La semana pasada me avisaron de que se avecinaba la festividad más importante de la región, conocida como "Onam", que viene a ser el equivalente de nuestras Navidades (ojo, que la fiesta es "equivalente" pero no "sustitutiva", ya que la Navidad también es excus... digo "motivo" de celebración aquí) y que, por lo tanto, no vendría a trabajar ni el segureta. En fin, que hemos estado de "Happy Onam" desde el jueves hasta ayer domingo.

Esta mañana me fui a dar una vuelta por la obra y, oh sorpresa, me encontré con que sólo dos obreros habían venido a trabajar. ¿Y el resto? ¿Será que están todos de resaca?

"No, no" - me aclara un sonriente Satheesh - "es que hoy celebramos el Santo de Lord Ganesh, ya sabes, el elefante".

Algunos tienen una "trompa" que se la pisan...
.

2 comentarios:

Rasec dijo...

Madre mía, Isabel: ¿te dará tiempo a tener las instalaciones preparadas para Enero de 2009?. Con este ritmo de trabajo es para preocuparse.

Espero que te informes de todas las fiestas y celebraciones que van a tener hasta final de año para saber si llegáis a tiempo.

¿que tal con las visitas a tu habitación? ¿ya ha parado el tránsito de insectos?.

Espero con interés tus reflexiones internas sobre el cambio de rumbo que has dado a tu vida en estos últimos años. Me encantaría dar un paso similar a ti. Pero al estar casado y con hijos no soy por entero dueño de mi vida. Debo pensar en las repercusiones que pueden tener una decisión así en las personas que mas quiero...

¡Anímate!. Nos enriquece mucho tus comentarios...

Por cierto, no entendí lo que te dijo el anónimo de los "jugos gástricos" y lo del "perro muerto".Estoy tratando de buscar ese fragmento del blog pero no lo encuentro. ¿Recuerdas donde lo escribiste?.
Un abrazo. Rasec.

Isabel dijo...

Hola Rasec,

Pues por lo visto se acaba de publicar un calendario con todas las festividades programadas para los próximos cinco años... a ver si consigo dar con él, aunque me da a mí que va a ser más parecido a un listín de páginas amarillas que a un almanaque de bolsillo...

Las visitas a la habitación (a la cocina y al cuarto de baño) siguen su curso natural, aunque ya no sean noticia. Las arañas tamaño tarántula empiezan a formar parte de mi dinámica cotidiana. Lo más espectacular que he tenido esta semana (de momento, porque aún faltan cuatro días para poder sacar conclusiones) fue el descubrimiento de un hormiguero escondido en el interior de un plátano (con puesta masiva de huevos sobre el banquillo de la cocina)y de una familia de minúsculos gusanos dentro de unas uvas (este último descubrimiento fue especialmente desagradable por haberme dado cuenta esta noche, después de zamparme dos tercios del racimo... ahora falta comprobar que el experimento no termine en una gran bacanal de cohetes gástricos).

Hablando de cosas soeces, el post al que aludía mi amigo anónimo está en mi otro blog, elyellaonthetrail.blogspot.com - se trata de un post guasón sobre un crucero que hice por el río Yangzé el año pasado (si bien recuerdo, se titula "Historia de dos cruceros").

Está claro que los cambios radicales de vida no siempre son conciliables con las responsabilidades de un padre de familia. Sin embargo, me consta que es nada es imposible.

Me ha sorprendido mucho la cantidad de alumnos casados y con hijos que van a acudir a nuestro centro en enero. Incluso tenemos a una madre soltera, cuya hija de trece años se quedará al cuidado de su abuelo durante el próximo año. Y ni siquiera te cuento las dificultades económicas que algunos van a tener que superar para realizar este proyecto...

Realmente, siento muchísima admiración por los alumnos que van a acudir a este instituto (digo "alumnos" para entendernos, aunque nosotros los llamamos "participantes")y no veo la hora de que lleguen aquí. Ellos sí que tienen valor y algo interesante que contar.

Prometo escribir pronto esas reflexiones íntimas que me pides, aunque probablemente resulten un tanto decepcionantes...

Un abrazo,
Isabel