miércoles, 26 de octubre de 2011

Diwali 2011

Parece que fue ayer, sin embargo ya ha pasado casi un año: ya estamos de nuevo celebrando la fiesta de las luces, aunque realmente le caería mejor el nombre de fiesta del ruido.

En todas las casas indias, hoy los niños se han puesto hasta las cejas de comer dulces y se han dedicado a explotar petardos con total impunidad: para los peques, este es el mejor día del año. A sus petardos, se han unido las tracas y luego los fuegos artificiales. Así todo el día y estoy avisada de que esto no cejará hasta bien entrada la noche... 

Aún así, este año las festividades me están resultando menos sonoras que las del pasado. Amjad me lleva la contraria y me dice que no, que lo que pasa es que sin darme cuenta me estoy volviendo india. Es posible que el ruido ya no me afecte tanto como al principio, lo mismo que las especias, los bichos, la pobreza, la porquería... Sí, será que me estoy indianizando.

De lo que sí que no me cabe duda es de que este Diwali no ha salido tan lucido como el del 2010. Recuerdo que las calles de mi barrio estaban adornadas con hileras luminosas y multicolores. Este año, en cambio, ni una sola bombilla. Las únicas luces son las que han colgado en sus balcones y ventanas unos pocos vecinos.

La nota positiva es que este año no nos han cortado la luz, ni siquiera por media hora (aunque mejor lo digo con la boca chica, no sea que les dé a última hora por dejarnos a oscuras...).

En fin, tanto para los que celebréis Diwali como para los que no, os deseo felicidad, amor, salud, paz y prosperidad: Happy Diwali!

video
Huída en estampida

No hay comentarios: